martes, 14 de marzo de 2017

Fábrica estatal de aviones, a la espera de salvataje de Defensa

• ES EL ÚNICO CONTRATO QUE LE DA UTILIDADES
La Fuerza Aérea es su único cliente cautivo obligado. Pagará cerca de u$s 50 millones al cabo de un año por el mantenimiento que FAdeA le dará a sus aviones. Desde noviembre que ese contrato no se renueva. La crisis pone en jaque la fabricación del IA-63 Pampa Versión III.

A la espera de la firma del único contrato que le da utilidades, la Fábrica Argentina de Aviones FAdeA se mantiene en estado vegetativo. Ercole Felippa , presidente de la empresa estatal, aguarda el sí de la Fuerza Aérea Argentina al contrato de prestación de servicios de ingeniería, mantenimiento, reparación, recorrida general (overhaul), estandarización, fabricación de partes, apoyo al usuario, entre otros servicios, destinados a las aeronaves militares.

El expediente con cientos de páginas de anexos está en la oficina de legales de la institución aeronáutica. La Fuerza Aérea, cliente cautivo obligado, pagará cerca de u$s50 millones al cabo de un año por el mantenimiento que FAdeA dará a sus aviones. Ese contrato se renueva habitualmente en el mes de agosto de cada año.

El que estaba vigente caducó el 1 de noviembre de 2015 y desde entonces hasta la fecha no hubo renovación. La última actualización se hizo durante el Gobierno de Cristina de Kirchner a través del decreto Nª 2616/12. El acuerdo entre el ministerio de Defensa y FAdeA para la prestación de servicios a la fuerza incluía los trabajos hechos desde julio de 2012 a junio de 2015, luego se firmó una prórroga de 6 meses que ya expiró.

Tocaba al Gobierno de Cambiemos renovarlo, pero la Jefatura de Gabinete (Gustavo Lopetegui y su excolaborador Leandro Cuccioli, ahora en Hacienda) paralizó el trámite hasta tanto Felippa ordenase los procesos administrativos de FAdeA. La empresa continuó con las tareas de mantenimiento a los aviones militares -no se puede dejar al país indefenso- pero sin percibir un peso, imposibilitada de facturar por la inexistencia del contrato.

La visión de Lopetegui, un hombre del sector, fue CEO de la aerolínea LAN, es que FAdeA tiene que reestructurarse y no dilapidar recursos en múltiples programas. Si hasta había girado una nota para que se evaluara la viabilidad de las instalaciones de la fábrica para transformarla en un polo de mantenimiento aero comercial. 

El otro nicho del negocio de FAdeA -la fabricación- también está en problemas. 

El faltante de 1.807 piezas del stock de la línea de fabricación del jet entrenador IA-63 Pampa fueron a parar a la escuadrilla que la Fuerza Aérea tiene en Mendoza y la canibalización de varios asientos eyectables (se les extrajo el cartucho pirotécnico) alarmó al gerente general Juan Carlos Dewez. 

Felippa y su management tienen plazo hasta fin de marzo para mostrar resultado, de acuerdo con las instrucciones dadas por la jefatura de Gabinete. Esas novedades, además del fuerte endeudamiento con los proveedores ponen en jaque la producción del IA-63 Pampa versión III. FAdeA tiene el compromiso asumido de producir este año 8 aviones Pampa, 5 existentes que con el cambio de planta motriz, un Honeywell TFE 731-40, se llevan al estándar II y 3 que se fabrican nuevos, más avanzados en aviónica, del modelo III. 

La incertidumbre por el destino de la empresa activó a los industriales y proveedores del sector agrupados en la Cámara Argentina Aeronáutica y Espacial (CArAE). Convocados en asamblea general resolvieron solicitar por nota una reunión de urgencia al ministro de Defensa, Julio Martínez, quien hasta el momento no contestó. Martínez sabe que no es "su" urgencia. Felippa, presidente de la planta estatal llegó por un compromiso de Macri con el espacio político cordobés que lo apoyó en la elección presidencial. El destino de FAdeA será el resultado de una decisión que tomó el Presidente. 

La Cámara también llevó el reclamo al Congreso Nacional. "Esta es una industria de alto valor agregado, de reducirse o desaparecer, impactará en la Balanza Comercial pagándose con importaciones de bienes y servicios"; "es vital una ley de Offset de carácter urgente que permita el desarrollo tecnológico nacional, sin esta ley no hay posibilidad de avanzar en conocimiento y tecnología, seguiremos transfiriendo recursos al exterior que pueden quedar en el país". "No vemos un plan de acción conjunta como política del sector que asegure la producción y continuidad de la empresa". Son párrafos de las notas enviadas a miembros de la Comisión de Defensa del Senado y de Diputados. Los senadores Oscar Castillo, Julio Cobos y Ernesto Martínez y los diputados Elisa Carrió, Juan Pereyra y Alfredo Olmedo fueron los destinatarios.
fuente: www.ambito.com

En la EAM